90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

(ver video) El mundo celebra su segunda Nochebuena en pandemia por el avance de Ómicron

destacada

El organismo advirtió que la mutación se propaga “significativamente más rápido en países con transmisión comunitaria documentada, con un tiempo de duplicación de casos de dos a tres días”.

El mundo celebra su segunda Nochebuena en pandemia

Por segundo año consecutivo el mundo festeja una Nochebuena en pandemia, con las ofreciendo un panorama de esperanza ensombrecido por las nuevas olas de contagios que provoca la variante Ómicron, ya detectada en 110 países de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las restricciones llegaron hasta el propio corazón de la Navidad: en la palestina de Belén, lugar de nacimiento de Jesús según la tradición cristiana, el sector hotelero que esperaba la llegada de turistas se mostró decepcionado.

Con una basada principalmente en el turismo en esta época del año, la llegada de peregrinos cristianos se vio afectada ya que tras un confinamiento casi total hace un año, Israel, que ocupa la localidad ubicada dentro de Cisjordania, volvió a cerrar sus fronteras.

La expansión de Ómicron también afectó a miles de pasajeros en todo el mundo que tenían intenciones de viajar a su casa para Navidad y no pudieron hacerlo por los más de 2.000 vuelos cancelados ante la falta de personal.

De acuerdo con el sitio Flight Aware, especializado en proporcionar datos en tiempo real sobre tráfico aéreo, la gran mayoría de las interrupciones tenían como destino o punto de partida Estados Unidos, pero la situación se repitió en otros países como Reino Unido y Australia.

“El aumento a nivel nacional en los casos de Ómicron esta semana ha tenido un impacto directo en nuestras tripulaciones de vuelo y las que dirigen nuestra operación. Como resultado, lamentablemente hemos tenido que cancelar algunos vuelos y estamos notificando a los clientes afectados antes de que lleguen al aeropuerto “, dijo United, una de las compañías con más retrasos y suspensiones, de acuerdo a lo que informó el medio The Guardian.

Todo esto se suma a un endurecimiento de restricciones y suspensiones de fiestas públicas de Navidad y Año Nuevo decretados en varias latitudes frente a un abrupto incremento de contagios de coronavirus, repitiendo lo ocurrido el año pasando.

En España los ciudadanos volvieron a llevar mascarilla de forma obligatoria en exteriores mientras que en la región de Cataluña, una de las más pobladas, las autoridades impusieron un toque de queda de 1 a 6 de la madrugada y limitaron las reuniones a diez justo antes de las fiestas.

También Grecia recuperó el uso de la mascarilla tanto en interior como en exterior desde el viernes hasta el 2 de enero y en Italia, el tapabocas será igualmente obligatorio en exteriores, aunque en este caso el no precisó la fecha de la entrada en vigor de la medida.

Por el contrario, el británico se negó a decretar nuevas medidas pero, en su discurso de Navidad, el primer ministro Boris Johnson llamó a sus compatriotas a regalarse una dosis de en momentos en que el país superó en los últimos dos días los 100.000 nuevos casos de Covid-19.

De hecho, Reino Unido registró hoy más de 122.000 nuevos contagios, otro máximo histórico desde el inicio de la pandemia, en momentos en que las infecciones ascienden a pasos agigantados.

En total, de ayer a hoy se contabilizaron 122.186 nuevas infecciones en todo el país, cifra que marca un incremento del 30% con respecto de la semana anterior y más del doble que hace quince días, de acuerdo con los datos del Gobierno, informó el periódico británico Daily Mail.

Además, en las últimas 24 horas, el país, uno de los más golpeados por el virus en Europa, reportó 137 muertes, por lo que el total ascendió a 147.857 acumulados, informó la agencia de noticias AFP.

Para Navidad, “siempre hay algo maravilloso que puedes regalar a tu familia y al país entero (…) hacerse vacunar, sea la primera, la segunda o la dosis de refuerzo”, dijo Johnson en un mensaje trasmitido en redes sociales.

a de las fiestas de 2020, el avance de las vacunación generó una baja en la cantidad de muertes y hospitalizaciones globales, pero no pasó lo mismo con los contagios ante la virulencia de la variante Ómicron.

La mutación ya fue detectada en 110 países y se expande “significativamente más rápido que la Delta” duplicando la cantidad de casos cada dos o tres días en los lugares donde circula con transmisión comunitaria, informó hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sobre su gravedad, la agencia sanitaria de la ONU indicó que los datos procedentes de brotes en Sudáfrica, Reino Unido y Dinamarca parecen sugerir un menor riesgo de internación en comparación con Delta, aunque todavía son datos preliminares.