90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

Violencia de género: le prohíben a una mujer acercarse y mandarle mensajes a su ex pareja

destacada

Lo determinó este miércoles la Justicia. La medida tiene un plazo de 180 días. 

La Justicia de le prohibió a una mujer acercarse a su ex pareja por una denuncia de  violencia de género,  informaron este miércoles fuentes oficiales. 

La denunciante es otra mujer que vía pidió que se tomen medida ante un episodio de violencia en su domicilio por temor a que se repita.

“Yo deje de ir a lugares que ella frecuenta para evitar todo esto pero tampoco puedo vivir de este modo”,  reflexionó en el mensaje de texto.

En este marco el doctor Daniel Alejandro Azcona, juez en lo Civil, Comercial, Laboral, Familia, Niñez y Adolescencia y de Paz que entiende en la causa consideró que los hechos se inscriben en el “Ciclo de Violencia” y decidiendo con absoluta “perspectiva de Género” le prohibió el acercamiento al domicilio de la denunciante, al establecimiento educativo donde trabaja y a todo otro lugar donde desarrolle sus actividades sociales, deportivas, entre otras.

Deberá mantener  una distancia de al menos 200 metros y no podrá  contactarse por servicios de mensajería, redes o por otra persona.  Estas medidas regirán por el término de 180 días.

Si no cumple lo dispuesto se podrá aplicar el artículo 239 del Código Penal que establece que será reprimido con  prisión de quince días a un año,  el que resistiere o desobedeciere a un funcionario público en el ejercicio legítimo de sus funciones.

El magistrado consideró que lo sucedido se enmarca en la N°26.485 de “Violencia de Género” como también de la “Convención Belén Do Para” por lo que debe juzgarse con esa perspectiva.

Juzgar con perspectiva de género

El doctor Azcona consideró que “juzgar con perspectiva de género, implica que tanto la doctrina, normas, jurisprudencia, debe no solo avanzar sino concretarse efectivamente la igualdad entre y varones que ha experimentado el Estado argentino asumiendo un fuerte compromiso con los de género al ratificar diversos instrumentos internacionales”, indicó.

En este caso, una mujer denuncia a otra por ser víctima de violencia, de una violencia constante que, la obligó a modificar ciertas conductas o actividades para salvaguardar  su integridad física.

El doctor Azcona dijo al respecto que “nada justifica la violencia, como nada justifica estigmatizar, la violencia es un hecho deplorable, y así debe reprimirse, sin otros miramientos que el hecho en sí y sus circunstancias”, indicó.

Por ello consideró que se debían dictar medidas urgentes de  amparo y para ello consideró suficiente la verosimilitud de la denuncia y la existencia de una sospecha de maltrato, como la que se estableció en este caso.